Y gracias a vosotros, este número no para de subir

jueves, 12 de marzo de 2015

Maratón de Sevilla 2015: Un sueño

Antes de empezar asumo que me podeis dar todos los cosqui,cates,galletas, mamporrazos o guantás que queráis.

Entre los entrenos para el Maraton de Sevilla, las Navidades y la novedad de la cámara no es que haya tenido desatendido el blog……es que lo he abandonado. Por otro lado es verdad que al final te quita bastante tiempo y creo que es de lo que menos podemos presumir….de tiempo libre.

Pero bueno no hay mejor escusa o mejor ocasión que retomarlo con la crónica de la que ha sido ( hasta ahora ) la carrera más especial que he hecho:  MARATON DE SEVILLA






Como ya puse en las entradas anteriores y me ratifico aún más, la Maratón no empieza en el Km 0 del día de la carrera sino que realmente comienza el primer día que decides empezar el entrenamiento especifico.


Pero para no hacer un ladrillo y daros la murga duarnte media hora vamos a centrarnos en el día de la carrera.

El Domingo a eso de las 6:15 de la mañana, ahí estaba yo en la rotonda de al lado de casa esperando a los compis que compartiríamos  coche hasta Sevilla. Mis sensaciones eran una mezcla entre miedo , ilusión, nerviosismo, incertidumbre………un popurrí. Un placer compartir ese viaje y ese día con @Charcodelocos @aikirun @chrississipi y @harrier388

Cuando llegamos a Sevilla, nervios a flor de piel, vueltecita por el Hotel que estaba en el Estadio donde ya se respiraba ambiente de Maratón. Yo ahí ya me empecé a venir arriba aunque lo disimulé porque sino iba a parecer un flipao y todavía quedaban casi 45 minutos para la salida.

Voilvimos al coche y ritual: vaselina, portadorsal, geles, que si hace frío, que si hace buena temperatura……….


Caminito de la salida el ambiente ya era brutal, miles de corredores de todos los tipos , edades, unos charlando contento, otros más concentrados,……

A partir de ahí y sin mirar atrás me fui para el cajón de salida y a posterirori me he dado cuenta que ni me despedí de mis compis. Estaba alucinando!!!!!Así que me veo dentro del cajón solo ( bueno rodeado de 11499 más ), y cruzando miradas con muchos corredores y asintiendo. Esa mirada y ese asentimiento era el ánimo que nos dábamos mutuamente y con el que al menos a mi me hacía tranquilizarme.

Musica a tope, cuenta atrás y…..Vamooooooossss!!!!!!!!!

Ya estábamos corriendo los primeros metros. Aquí hubo el único fallo que puedo achacarle a la organización, y  fue el tema de los globos o liebres. Yo andaba como loco buscando al de 3 h 45 min, para tenerlo como referencia pero no lo vi por ninguna parte.

Así que no sé si la euforia, el ambiente o lo que sea, me puse a un ritmo de 5:03, que por sensaciones iba super cómodo. Para que veáis como falló el tema de los globos, que al de 3h 45 min que debía ir a 5:20 no lo cogí hata por lo menos el km 12 creo. Yo el ritmo de 5:03 lo mantuve hasta el 30. Está claro que esa fue mi tumba para los últimos kilómetros.

Hasta la media maratón como que no me enteré de nada, el público brutal, muchísima gente animando, las bandas fenomenal ( la de la Torre del Oro que al final ganó el concurso de bandas, de arte ) y mención especial a los voluntarios.
Cada vez que llegabas a un puesto de avituallamiento, super dispuestos gritando “ agua o aquarius “ , indicándote donde estaba cada bebida, con una sonrisa y animándote.
Yo he estado en varias carreras de larga distancia de voluntario y ahora que he visto el toro desde el otro lado de la barrera, está clarísimo que la labor que hacen esos voluntarios no tiene precio.

En mi caso, la segunda parte de la carrera empezó en el km 35. Lo máximo que había hecho de tiradas en los cuatro meses de entrenamiento fueron 28 km. Del 28 al 35, lo fui llevando bien aunque el cansancio ya era más que notable, sobre todo en las piernas. En torno al 31 me adelantó un tío con una mochila que parecía que estaba haciendo la mudanza de su casa….un mochilón!!! Y pasó como una bala ( al menos para el ritmo que yo llevaba en ese momento que estaba por los 5:20.

Eso sí, en el 35 no es que apareciera el famoso muro…….es que me lo comí de frente. En vez de piernas tenía dos palos de madera maciza que no había forma de mover. Ya los ritmos se pusieron rondando los 5:50 pero sobre todo con lo que había que luchar era con la mente.

Párate, si paras un momento te vas a encontrar mejor, mira ese si va andando, tu también puedes andar……….Cositas como esa me decía la mente….pero no se porqué no paraba de repetir una frase: UN MOJÓN!!!!.

Eso sí , el mojón me lo comí yo ( aunque fuera solo un cachito ) en el 39. Creo que era el último puesto de avituallamiento. Ahí sí que me paré para coger el vaso de agua y me dije que me pondría andar en cuanto lo terminara. No se si fueron 50 metros o 300, pero lo que si sé es que me puse a trotar porque sentía las piernas como cuando en las películas de ciencia ficción o en los dibujitos animados petrifican a alguien. Así estaban las piernas.

Así que le devolví el mojón a la mente y me puse a trotar hasta la meta. La sensación de hacer un giro y ver el estadio al fondo creo que no la voy a olvidar nunca. Entrada al túnel algo emocionado y sobre todo porque me fui acordando de todos los días de entrenamiento y sobre todo en aquellos en los que la pereza no te gana por un poquito y sales a correr cagándote en las castas de ti mismo y dicendo que para que coño te preparas una cosa de estas.

Y en la última curva del estadio y en la recta de meta es cuando se produce la explosión. Yo al menos os voy a contar mi caso y no sé si alguno le habrá pasado lo mismo.

Vi el crono y supe que bajaba de las cuatro horas y estaba feliz, eufórico, y tal como estaba así, en un micro segundo, como si encienderas un interruptor, pasé al modo llantina plus.

Los últimos metros hasta que pasé por el arco de meta era una magdalena…..pero ahí no quedó  la cosa sino que duró como un par de minutos más. Como os podeis imaginar eran lágrimas de alegría.
Hubo un momento que me crucé con un corredor que estaba igual que yo, abrazo al canto y adiós muy buenas.

Pues lo mismo que estaba así, desaparecieron las lágrimas y volvió la sonrisiila de tontorrón que me duró como una semana más o menos.

Ya en el túnel de salida nos juntamos de nuevo los compis de viaje y nos felcitiamos todos porque cada uno a su nivel cumplió con sus obejtivos.

Y ahora como una película hacemos un flash back…..itrutirutirutirutirutirutirutirut…. y volvemos atrás. Porque?? Porque es cuando me acuerdo de toooooodas las personas que han sufrido, me han aguantado y me han ayudado en todo esto. Es un topicazo el decir que corro el riesgo de dejarme en el tintero a gente pero me voy a arriesgar.

En primer lugar, a mi mujer y a mis hijos. Está claro que ellos son los que mas sufren lo que es prepararse una carrera de este tipo. Las noches en las que en el momento de la cena te vas a correr, los fines de semana que madrugas como si fueras a correr y te pierdes más de un desayuno, el aguantarte cuando estás de mal humor porque no has podido salir a correr o porque te duele algo…….Muchiiiiiisimas gracias ( pololo)

A Jose Sánchez porque en los momentos más duros del entrenamiento me ha apoyado desintereadamente, aconsejándome, acompañándome en las tiradas más largas o de empujarme en las medias maratones…… Ni te imaginas la ayuda que me has prestado. Me quito el sombrero crack!!!!!

A Kiko Blázquez, porque también hemos compartido parte de los entrenos y desde su experiencia me ha dado consejos aunque ni él mismo se haya dado cuenta

Y por último, no quiero olvidarme del Cocoon Team ( Carlos ), que ha estado siempre interesándose por cómo iban los entrenos y sufriéndolo a su manera por esa rodilla….que insisto….lo veo….lo veo…..Por cierto, detallazo de Carlos de querer correr conmigo el último entreno antes de la carrera.

Pues nada os dejo al final el video que en imágenes resume el día del Maratón y espero volver a escribir en breve con alguna que otra historia ( en realidad ya se está cocinando una )



Saludos y como siempre: ARRIQUITRAN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada